Los orígenes

Atalaya School es el primer emprendimiento de Patricia Araque, una emprendedora social que en 2004 decidió dejar la seguridad de un buen empleo para poner en marcha este proyecto educativo con el objetivo de mostrar a las niñas, niños y jóvenes de Daganzo que sabiendo inglés hay un mundo inmenso más allá del pequeño pueblo de la Comunidad de Madrid en el que están creciendo. Después de Atalaya llegaron muchos otros proyectos en España, en Estados Unidos y en América Latina, pero esta escuela de inglés todavía hoy ocupa un lugar muy importante en el corazón de su fundadora.

Atalaya School hoy

Hoy Atalaya School somos un equipo de profes españoles y no españoles que llevamos más de una década tratando de mostrar a las chavalas y chavales de Daganzo y alrededores que dominar una lengua extranjera como es el inglés nos abre la mente y nos sitúa en una “atalaya”, en un lugar elevado y privilegiado que nos proporciona muchos puntos de vista distintos del mundo que nos rodea.

El inglés es un súperpoder

Tratamos de mostrarles (y lo cierto es que lo conseguimos) que el inglés es una especie de súperpoder que les permitirá conocer mejor el mundo, les ayudará a construir un futuro mejor y en definitiva, los hará más libres y por lo tanto, más felices.

Más que inglés

Llevamos a cabo actividades transversales (celebración de fiestas nacionales de países cuya lengua oficial es el inglés, talleres temáticos, videosesiones con escuelas norteamericanas, campamentos de verano…), que nos permiten poner en contexto el aprendizaje del idioma y enfrentarles a situaciones reales al mismo tiempo que aumentan su conocimiento y su cultura en torno al idioma más hablado en el mundo.

Hablamos inglés

Trabajamos con una metodología global que desarrolla las cuatro destrezas del idioma, pero ponemos un énfasis especial en las destrezas orales. Los buenos resultados de los YLE (exámenes oficiales de inglés para peques de Cambridge University) de nuestras alumnas y alumnos, especialmente en la prueba de speaking, nos avalan. Eso y además todo lo que disfrutamos juntos dentro del aula, lo que es mucho más importante para nosotros.

Las familias

Consideramos a la familia una pieza clave en el proceso de educación. Nos gusta estar cerca de las madres y padres de nuestras alumnas y alumnos, escuchando todas las sugerencias que nos transmiten y colaborando conjuntamente en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Y para ello utilizamos otro súperpoder como es la tecnología y nos comunicamos permanentemente a través de la app móvil Remind cuyo uso tenemos integrado en la dinámica de las clases.